Mejora tu actitud ante los retos
17 Marzo, 2017 Comparte

Mejora tu actitud ante los retos

Las personas logran sus objetivos en la vida más por actitud que por aptitud.

Entre los muchos beneficios que tiene el hacer deporte está el tener una actitud positiva y a diferencia de hacer ejercicios, que también nos ofrece una importante gama de cosas buenas para la mente y el cuerpo, nos mantiene siempre con una actitud competitiva.

Cuando haces ejercicios, trotas, caminas, haces bicicleta o vas al gimnasio por placer, eso te hace sentir bien; pero cuando haces deportes tienes competencia y aunque esta no sea profesional, hay un nivel de exigencia que es excelente para trabajar tu carácter y con él tu actitud, que dicho de una manera simple es la forma en la que enfrentas las cosas que te pone la vida por delante.

Algunos consideran que competir no es bueno porque eso supone compararse con otros, de esa manera si lo haces y no eres de los que ganas, puedes disminuir tu autoestima y eso es una de las peores cosas con las que se puede lidiar en cualquier ámbito de la vida.

Pero para otros, entre quienes me incluyo, la competencia es algo que motoriza la superación porque te invita a tener una meta a superar que no sea tu propio límite. Debes haber oído que un equipo rinde más cuando compite con uno que esté en su mismo nivel, quiero decir que sea tan bueno como él. Cuando lo hace con uno de menor nivel el resultado puede ser un desastre y ¿Por qué pasa esto? ¿No debería jugar mejor un equipo con otro que esté en un nivel de competencia menor? ¿No debería ser una ventaja? Pues el equipo de alta competencia tiene la presión de que no puede perder, porque eso estaría muy mal, esa es una desventaja. Además cuando el otro equipo no juega técnicamente bien, produce un efecto similar en su contrario, actuar en el caos es una de las cosas más difíciles de hacer y eso lo enseña el deporte.

Fíjate bien, el aspecto psicológico tiene un peso en nuestras acciones que en la mayoría de los casos superan al aspecto físico, ¿Qué pasaría si el equipo que tiene mejores competencia pierde ante uno de menor nivel?; por otro lado ¿Qué pasaría con el ánimo de ese equipo de menor nivel si gana? Esta última pregunta es la que debe hacerse un entrenador que enfrenta a un equipo con mejores competencias, al tiempo que este debe hacer que su equipo se haga la misma pregunta. ¿Qué creen que dirían? Si queremos ser mejores deberíamos competir con alguien de mayor nivel ¿No te parece?

Si el equipo de mayor nivel pierde ¿Qué puede pasar? Es casi seguro que reciban el repudio de sus seguidores; pero su entrenador sabrá que es una excelente lección para el equipo. Primero enseña a no menospreciar al equipo contrario porque es menos competente, los enseña a adaptarse a lo que se presenta, hay que ajustar los recursos a lo que pida la situación en un momento dado, aprendes que hasta los mejores pierden, si cayeron en el desorden del otro equipo entonces deben aprender a saber cómo no hacerlo, y así tantas otras cosas positivas que pueden sacarse de una derrota como esa.

Lo importante es saber en ambos casos que todo tiene que ver con la actitud con la que tomes lo que sucede, la competencia no es mala ni buena, es solo una forma que tenemos en el deporte de superar cada vez más los límites y esa es una de las mejores cosas que se pueden aprender en la vida.