Rumbo a la carrera
22 octubre, 2017 Comparte

Rumbo a la carrera

El modelo del renting sigue creciendo y ahora el deporte disfruta de sus beneficios.

Las necesidades van abriendo camino a las nuevas oportunidades, combinar una disciplina deportiva, el negocio de renta de vehículos industriales y las competencias pareciera algo un poco alocado; pero la realidad es otra. Un competidor de automovilismo o de motos sabe lo que significa trasladarse de un lugar a otro para asistir a las competencias, esos vehículos de competencia solo están diseñados para eso y es imposible pensar que viajarás en el mismo auto en el que competirás, estos bólidos necesitan estar entonados a todo dar para lograr los altos estándares que demandan estos deportes.

Los costos son elevadísimos, mantenimiento, traslado, el equipo completo que hay que movilizar, es algo verdaderamente que solo quien ha trabajado en ese mundo conoce su dimensión. Para estos deportes con automóviles la logística es clave, puedes tener el mejor piloto del mundo; pero sin la logística adecuada no se logrará ser competitivo.

Una estupenda opción es la del renting, el ahorro en costos es significativo y hace que el equipo solo se ocupe de lo suyo y no tenga que estar pendiente de traslados y demás. En cuanto a lo referente a imagen, quiero decir, que los autos manejan publicidad de marcas y suelen colocar en todos sus autos publicidad pegada en cualquier parte del vehículo, eso es algo que también se puede negociar. Los niveles en este tipo de servicios han crecido tanto que cualquier cosa es posible; como debería ser, ¿No lo crees así? Es solo cuestión de conseguir el proveedor del servicio adecuado.

Así el deporte y los camiones para traslados rentados tienen una conexión. Los servicios de trasporte rentados ocupan diferentes necesidades, van desde alimentos, maquinaria, colchones, materiales de construcción, por supuesto coches y muchas otras cosas. Cada vez que hay una necesidad y se conecta con un visionario, es solo cosa de saber manejar el asunto. Incluso no solo se alquilan autos para trasladar cosas, en el caso del deporte, también hay cierto tipo de coches que se alquilan para competir, es que es un negocio que se pierde de vista.

Y si lo que necesitas es transportar autos de un lugar a otro sin necesidad de que sean para deportes, también se puede hacer bajo la modalidad de alquiler.

El mercado para traslado de motos o coches es muy grande en España, sean estos del más alto nivel hasta amateur. Desde 1899 cuando se realizó en este país la primera carrera automovilística la pasión por este deporte ha crecido exponencialmente y es que la velocidad es algo que siempre ha cautivado al hombre. Vale decir que esta primera carrera fue en la Ciutadella de Barcelona. Además también cabe comentar que el negocio de la velocidad es muy rentable, moviliza grandes cantidades de dinero y lleva consigo un público muy selecto que es poseedor de grandes fortunas. Ciertamente es un mundo muy elitesco; pero eso no significa que sea exclusivo para multimillonarios.

 

El pastel, solo de la Fórmula Uno, está por el orden de los mil quinientos millones de euros al año. Nombres como McLaren, Ferrari, Lotus, Mercedes, son sinónimo de un elevado estatus. Aunque esta es la guinda del pastel, el negocio de las carreras de motos y coches es mucho más amplio y hay carreras de todo tipo en ambas.